Comentamos una película que tiene mucho que ver con la Economía: Los Edukadores. Tiene que ver con conceptos como: derecha e izquierda, capitalismo y anticapitalismo, distribución de la riqueza; etc.

Un grupo de chicos anticapitalistas se dedican a entrar en casas de ricos; no para robar, sino para otra cosa. Pero en una de esas incursiones, se meten en un verdadero lío del que es muy difícil salir.

One thought on “Película: Los Edukadores

  1. Se trata de un grupo anti-capitalista alemán, que se filtra en las casas, pero no para robar, más bien para atacar psicológicamente a los dueños de esas casas de lujo, su objetivo es con todos sus objetos, desorganizarlo todo y ver que toda seguridad en cualquier casa es incapaz de parar a ‘Los Edukadores’.
    Los Edukadores es formado por Jain, Peter y más tarde por Jule ´´novia de Peter“ formando un triángulo de amoroso, ellos intenta poner su voz frente al capitalismo en diferentes actividades (manifestaciones, protestas, etc…).
    Ellos son más extremistas, y hacen todo por para demostrar a la gente lo que pasa cuando pagan artículos de lujo (calzado, ropa…)
    En el transcurso de la película, nos mostrara las dos caras del capitalismo.
    Uno de ellos son el famoso desahucio, y lo que implica pagar con retraso, y aun así pagar como te arrebatan tu vivienda. Donde los bancos no son flexibles con las personas, que por una u otra cosa se retrasan y no pagan, y son echados como animales salvajes, ya que los únicos que tendrían que vivir con libertad en la calle son los animales.
    También hacen ver el abuso de los jóvenes y aprovechados con un viejo pobre en un tranvía, donde Jain interviene y le entrega su billete, y decide bajarse y caminar, pero donde unos de estos ´´aprovechados“ le coge por la espalda, y el reacciona con un fuerte impulso de rabia por el impulso. Al llegar a casa, su actitud radical hace poner la música alta y golpear alguna puerta.
    Peter viajara a Barcelona acompañado de Jule; cuando Peter y Jain salen a hacer uno de sus trabajos de pegar carteles, Jain en el camino se encuentra con un reloj de lujo, y reclamando a Peter que esa no era actitud del grupo lo tira por la ventana de su furgoneta de trabajo. Peter le responde que era para darse un lujo y repartirlo para los dos.
    Mientras ellos trabajan en los carteles, Jule trabaja en un restaurante muy elegante, donde se ve agobiada por los clientes, donde por no servir la bebida en la botella equivocada, le reclaman, y le reprenden que sirva en otra copa, y que no se sirva la misma cantidad ya que pierde el aroma. Y su jefe le también le reclama que deje de soñar y que tiene más clientes esperando; a lo que al terminar el trabajo ella, le raya su lujoso coche.
    En la noche, Jule le dice durmiendo con su novio que cambie de trabajo, que pegar carteles tampoco da mucho trabajo y a ella no le gustaba.
    Llega el día del viaje y ella es avisada vía telefónica que tiene que entregar antes el piso o perderá la fianza. Peter pide ayuda de Jain, y este no se niega. Peter se marcha a Barcelona, y es cuando Jain ayuda a Jule a ayudarle a arreglar todo el piso; en una de las charlas él le pregunta por qué la entrega del piso, y ella no recurre a contestar pero al final accede, y le cuenta sobre un accidente con un ´´ricachón“ donde ella tuvo la culpa, aparte, iba sin carnet y sin seguro, lo que también le perjudico. Jule le tenía que pagar los caprichos de Hardenberg, pagarle la forma de vivir a un personaje más, que forma el capitalismo. Ella en ese momento aspira a pagar y poder ser profesora.
    Desde ahí comienza un poco un sentimiento entre Jain y Jule. Después de un día de acondicionar el piso, Jain le invita a cenar, pero cuando este se está duchando ya en casa, ella se da cuenta de unos papeles y unos artefactos, Jule sospecha pero ´´come callada“.
    Jule en su trabajo de vigilar sus próximas víctimas, pasa una patrulla, ya que Los Edukadores ya están haciéndose conocer. Al día siguiente siguen acondicionando el piso desahuciado, pero llega un momento que se lo pasan también, que da igual la fianza, y empiezan a volver todo un desastre.
    Jule es su trabajo vuelve a tener problemas con su jefe, esta vez por su pelo; cuando está en la cocina, comienzan a fumar, y ya ella haber terminado, son sorprendidos por el jefe, que despide al chef y a ella por encubrirle.
    Antes para ser anti-capitalista, era una recriminación por tu forma de vestir y de ir… Pero ahora da igual, un revolucionario puede ir como quiera lo importante es lo que haga.
    Jain le enseña cuál es su verdadero trabajo, entrar a casas y desarreglarla, y ella se sorprende porque no sabía que son Los Edukadores, Jain quiere enseñarle a los dueños de las casas de lujo que no toda vigilancia no es buena, cuando ellos (Los Edukadores) están.
    Ella se acuerda que por los lados de donde están, vive el Hardenberg al que le debe dinero, y su buzón está lleno, a lo que piensa que él está fuera, y entran a la casa arriesgadamente a ser descubiertos y comienzan hacer el trabajo de Los Edukadores, hay Jule y Jain sienten una atracción sentimental muy fuerte; pero al final ella comete un error y tienen que huir rápidamente.
    Al día siguiente, el Peter llega de Barcelona y le dice que ya son muy conocidos; cuando ella llega a saludarle, viene con la noticia que se le había olvidado el móvil, en esa casa; a lo que van por la noche por aquella casa, y cuando consigue el móvil, Jule es sorprendida y reconocida por Hardenberg, Jain le ataca y le deja inconsciente, muy preocupados llaman a Peter, y él va a casa, y deciden ir a una casa en el campo. Secuestran al Hardenberg.
    Los dos amigos discuten, por el atrevimiento de meterla a ella a Los Edukadores. En la cabaña surgen muchos problemas, con el que hacer del Hardenberg; se va ‘arrepintiendo’ de todo lo que pasa, y dice que todo es para su bien, pero se defiende diciendo que vive en una ‘dictadura del capitalismo’.
    Comienzan a debatir del capitalismo; de los años anteriores; del perdón de un error; etc…
    Hardenberg le dice al Peter, que Jain y Jule tienen un lio también amoroso, y lo engañan, a lo que este se enfada discute, y se marcha; pero vuelve, y deciden que como él ha cambiado, perdonarlo. Al día siguiente el regresa, con la policía, pero ellos ya se han marchado, se han ido a Barcelona. Cuando los policías revisan el piso, encuentran una nota ”las personas nunca cambian” refiriéndose a que Hardenberg nunca cambiaría.
    En mi opinión, esta película tiene un gran mensaje profundo, donde justifica la vida del capitalismo, tanto lo bueno como lo malo, donde da igual quien seas, al menos que seas un líder como en cualquiera tribu; donde Los Edukadores no echan la culpa al sistema, pero si a los que lo integran ´´lo importante no es la pistola, sino quien la dispara“; donde en España lo que va de crisis ´´una asesina“ ya van muchos muertos por desahucios, apartando los problemas sociales. Pero esto forma parte del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website