El caracol se ha ido convertido poco a poco en un símbolo de la teoría del Decrecimiento

Ante problemas profundos que tiene ante sí todo el planeta, como la escasez de materias primas, la contaminación, el deterioro del medio natural, el cambio climático , la injusticia en el reparto de la riqueza, y un modelo de sociedad basado en el consumo que no ha conseguido hacernos más felices, surgió hace varias décadas la teoría del Decrecimiento.

Esta teoría es económica, pero también sociológica y política, y sus defensores afirman que es la única que realmente mira al largo plazo para intentar solucionar estos gravísimos problemas, de los que en el fondo depende la supervivencia de la raza humana. Constata las crecientes desigualdades de los seres humanos en el reparto de la renta, la presión insostenible que estamos haciendo sobre los recursos naturales, y la incapacidad de la sociedad industrial para hacer realmente feliz a la gente, y propone un modelo productivo más sencillo y humano. ¿Una utopía? ¿El único camino posible?

El pasado martes 18 de febrero hemos tenido en Albacete a uno de los mayores expertos en el tema, Carlos Taibo, dando una charla en la Facultad de Económicas en la que dijo más o menos esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website